Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Declaran a la Lucha Libre Mexicana como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México

Publicado el 21 Julio 2018

SC/DDC/CP/0667-18 Ciudad de México, 21 de julio de 2018

  • El gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Cultura local, reconoce a este deporte-espectáculo como una expresión de identidad de la cultura popular de la CDMX y una tradición en esta urbe

  • La declaratoria, firmada este sábado 21 por el Jefe de Gobierno y el Secretario de Cultura, califica a esta práctica como un producto cultural que se expresa y recrea en la capital, en el que se articulan elementos materiales e inmateriales

  • "Es un deporte y un espectáculo, pero también una representación escénica; es juego, magia, un teatro de la vida con personajes fabulosos dotados de fuerza física pero también de valores", expresó Eduardo Vázquez

  • Como parte del decreto, se realizó en el Zócalo una jornada de actividades artístico-culturales y el mandatario capitalino anunció un programa de apoyos a la comunidad de lucha libre

Como reconocimiento a que la Lucha Libre Mexicana constituye una expresión de identidad que permite aproximarse a algunos de los significados sobre los que se sustenta la cultura popular urbana de la Ciudad de México, por lo que puede considerarse ya una tradición, el Gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Cultura local, declara a este deporte-espectáculo Patrimonio Cultural Intangible.

El Decreto por el que se declara Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México a la Lucha Libre Mexicana fue firmado este este sábado 21 de julio en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez; el Secretario de Cultura, Eduardo Vázquez Martín, y Roberto López Suárez “El Fantasma”, presidente de la Comisión de Lucha Libre Profesional de la CDMX.

Por medio del decreto se reconoce a los “conocimientos, creencias, prácticas, técnicas, sistemas de representación y transmisión” relacionados con el deporte del pancracio.

“Con esta declaratoria, la ciudad reconoce y adopta a la lucha libre como una gran expresión cultural que involucra a luchadores, historiadores, cronistas, réferis y a las familias que acompañan día con día a quienes han construido esta gran historia que se ha ido formando como un espectáculo cultural”, destacó José Ramón Amieva durante la ceremonia en que se signó el decreto.

Enfatizó que en las arenas de lucha libre concurren los habitantes de la ciudad, pero también personas de otras regiones del país y del mundo. “Estamos sentados junto a extranjeros que conocen de la lucha libre y que vienen a tomar esa parte de la cultura de la ciudad y después la llevan a sus países; esto es una representación cultural que logra despertar emociones en el público”, puntualizó.

Tras reconocer la labor de la Secretaría de Cultura capitalina y de la comunidad de luchadores para lograr la declaratoria, Amieva Gálvez anunció que la Secretaría de Desarrollo Social capitalina elaborará un directorio de las personas involucradas en la lucha libre, a fin de incluirlas en los programas de apoyo a la población.

Por su parte, Eduardo Vázquez Martín dijo que “hoy estamos celebrando un camino de reconocimiento, de valoración, de respeto y de amor a una manifestación cultural de nuestra ciudad que tiene características especiales aquí, aunque se practica en muchos lugares del mundo”.

Agregó que la lucha libre “es un deporte y un espectáculo, pero también una representación escénica; es juego, magia, un teatro de la vida con personajes fabulosos dotados de fuerza física, pero también de valores; es la lucha del bien y el mal que se convierte en una metáfora de la vida; es un ritual, un oficio rudo y crudo que es también un arte de fina ejecución; es una de las expresiones de la cultura popular urbana más arraigada en nuestra ciudad y nuestro país”.

Vázquez Martín expuso que el Gobierno de la CDMX recogió con interés la iniciativa de la comunidad de luchadores para promover la declaratoria, propuesta que primero fue acogida por el Consejo de Fomento y Desarrollo Cultural de la Secretaría de Cultura, donde uno de sus integrantes, el escritor Juan Villoro, subrayó que la lucha libre ha sido tan importante en la cultura, que ha generado un género en el cine mexicano.

“Se tutela un patrimonio cultural para reconocer su valor, pero también para impulsarlo; esto nos obliga a velar porque la lucha libre continúe siendo importante en la vida cultural de la ciudad”, sostuvo Eduardo Vázquez Martín.

Al hacer un breve recuento histórico de la lucha libre en México, el cronista de lucha libre Jorge Gómez Garnica recordó que en 1427 se fundaron las dos escuelas aztecas para guerreros, y que en 1865 un general francés dio las primeras exhibiciones de lucha libre en el Palacio de Buenavista, mientras que en 1897 se realizó el primer encuentro de lucha libre en la plaza de toros de Bucareli.

Añadió que en 1922 se llevó a cabo la primera lucha por un campeonato profesional en la ciudad. “En 1931 hay una gran temporada de lucha en la Arena Nacional (actual Palacio Chino); en 1933 se reabre la Arena Modelo con el nombre de Arena México; en 1934 debuta ‘El Enmascarado’, con lo que se estrena la máscara en la lucha mexicana; en 1942 en la Arena México aparece la mayor leyenda de la lucha libre mexicana: ‘El Santo el Enmascarado de Plata’, y en 1952 se estrena la película La bestia magnífica, primera cinta de lucha libre en el país”, indicó.

Para “El Fantasma” el decreto significa un momento histórico para los luchadores. “Siempre hemos peleado por este deporte, ya podemos decir con mucho orgullo que es parte de nuestra cultura”. Por ello, agradeció al Jefe de Gobierno capitalino y al Secretario de Cultura de la CDMX el trabajo que realizaron para lograr la declaratoria.

La lucha libre: un producto cultural

Esta declaratoria se sustenta en las disposiciones internacionales aplicables en materia de patrimonio cultural intangible aprobadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en las que se establece que éste se constituye por “los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas —junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes—, que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural”.

De esta manera, en la declaratoria se considera que, en efecto, “la Lucha Libre Mexicana es un conjunto de técnicas transmitidas de generación en generación, que para su ejercicio requiere de elementos materiales y simbólicos particulares”, y que “es un deporte-espectáculo que exige de sus protagonistas conocimiento, técnica, fortaleza física y valor simbólico”.

La Lucha Libre Mexicana se reconoce así como “un producto cultural que se expresa y recrea en la Ciudad de México, en el que se articulan elementos tangibles, tales como el gimnasio, el ring, la arena, el cuerpo humano, los personajes y su indumentaria; y elementos intangibles, como lo son la técnica, sus símbolos, sus signos y significados, sus costumbres, sus usos y, no menos importante, el elemento ritual en el que se constituye la arena una vez que sus escenarios y sus actores sociales se ponen en movimiento”.

En el decreto de reconocimiento, también se apunta que este deporte “es una actividad que se desarrolla en la frontera entre la fantasía y la realidad, es un oficio rudo y crudo, un arte de fina ejecución; la Lucha Libre es color, imaginación, mito; se trata de una práctica que ha sobrevivido el paso del tiempo y el advenimiento de la modernidad, y que en ese devenir constituye un legado de la cultura popular en la Ciudad de México”.

Asimismo, se afirma que “la Lucha Libre Mexicana promueve la cohesión y la identificación social en lo individual y lo colectivo”, y se recuerda que en la década de 1930, la Ciudad de México atestiguó el surgimiento del elemento cultural conocido como Lucha Libre que, a la postre, constituiría parte fundamental de su identidad.

“La Lucha Libre Mexicana, en principio, convocó a las clases populares de la Ciudad pero ahora, debido al desarrollo de las industrias culturales, tales como la propia lucha libre, el cine y su difusión en medio masivos, entre otros, ha logrado una aceptación general entre la población”, se añade.

También se reconoce que en la década de los años 50, la Lucha Libre Mexicana estaba ya tan arraigada en el imaginario de la cultura popular, que dio lugar a su incursión en la pantalla grande, con lo que se inició todo un género de la industria cultural cinematográfica que sirvió como plataforma y proyectó a esta práctica hacia el mundo, presentándola como rasgo distintivo de la cultura popular mexicana.

Además, se apunta que la Lucha Libre Mexicana ha logrado detonar todo un movimiento cultural multifacético, expresado en ensayos, crónicas, narrativa popular, canciones, estudios de ciencias sociales, tesis, artículos, documentales, películas, radionovelas, programas de televisión, revistas, pintura, escultura, fotografía, grabado, incluso en la mitología tardía del cómic que, en conjunto, contribuyeron a la configuración de una memoria colectiva.

En la representación de este deporte-espectáculo, se agrega, participan taquilleros, vigilantes, vendedores, intendentes, edecanes, presentadores, fotógrafos, réferis, peluqueros, médicos, paramédicos y, por supuesto, los propios luchadores.

Fue el 27 de septiembre de 2017 cuando la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México emitió el Acuerdo de Inicio de Procedimiento de la Declaratoria de Patrimonio Cultural Intangible a la Lucha Libre Mexicana, y procedió a elaborar el proyecto de Declaratoria respectivo con base en lo previsto en el artículo 20, Fracción XXIV, de la Ley de Fomento Cultural del Distrito Federal.

Asimismo, el 19 de febrero pasado, se celebró la Primera Sesión Ordinaria del Consejo de Fomento y Desarrollo Cultural de la Ciudad de México, en la que se emitió el Acuerdo número 1.02.2018 por el que dicho órgano colegiado autorizó y validó el Plan de Salvaguarda de la propuesta de Declaratoria como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México a la Lucha Libre Mexicana, en términos de los Artículos 24, Fracción V Bis, y 61 de la Ley de Fomento Cultural del Distrito Federal y 48, primer párrafo, de su Reglamento.

Derivado de lo anterior, el 14 de marzo pasado, la Coordinación de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México resolvió procedente la Declaratoria de Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México a la Lucha Libre Mexicana.

La declaratoria también establece que el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Cultura, en coordinación con las autoridades competentes, conformará la Comisión de Patrimonio Cultural Intangible de la Lucha Libre Mexicana, la cual tendrá, entre otras funciones, la instrumentación del Plan de Salvaguarda a corto, mediano y largo plazos, destinado a investigar, conservar, fomentar y difundir los valores culturales de este deporte, a fin de promoverlo también como atractivo turístico-cultural.

La ceremonia de firma del Decreto de la Lucha Libre como Patrimonio Cultural de la Ciudad de México se realizó este sábado 21 en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento. Al acto asistieron también, entre otros, Guillermo Orozco Loreto, Secretario de Gobierno de la CDMX; Armando López Cárdenas, Secretario de Turismo capitalino; Francisco Caballero García, Secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad; Horacio de la Vega Flores, Director del Instituto del Deporte capitalino, y Eva Sánchez Valdez, promovente de la declaratoria.

Asimismo, acudieron varios luchadores profesionales, algunos acompañados por sus familiares. Los presentes recordaron a “El Rayo de Jalisco”, fallecido recientemente, a quien dedicaron un minuto de aplausos.

Al término del acto oficial, se llevó a cabo en el Zócalo capitalino una jornada de actividades artístico-culturales para celebrar la declaratoria. A partir de la 12:00 horas, un numeroso público asistió a una función de lucha libre, toma de fotografías con luchadores y luchadoras, clases y talleres sobre lucha libre para niñas y niños, exhibición de danzón y baile con sonideros y grupo invitado.

La cartelera de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México está disponible en http://www.cultura.cdmx.gob.mx/ y en el sitio http://www.cartelera.cdmx.gob.mx; en redes sociales (Twitter y Facebook) @CulturaCDMX, siga el hashtag #CulturaCDMX.

--o0o--