Recuerda que hoy es el Simulacro CDMX 2018. La Alerta Sísmica sonará a las 13:16:40 horas
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

El nuevo Faro Poniente Xochikalli se hermana con la Red de Faros de la CDMX

Publicado el 13 Septiembre 2018
42853015760_00672c883d_z.jpg
43754239545_68b1ef840d_z.jpg
43754245035_c08123c82a_z.jpg
43944665464_6d2aee7713_z.jpg

SC/DDC/CP/0916-18 Ciudad de México, 13 de septiembre de 2018

  • En la inauguración del recinto ubicado en El Rosario, Azcapotzalco, el Secretario de Cultura de la CDMX y el Jefe Delegacional firmaron un convenio de colaboración

  • A partir de la experiencia de los Faros Aragón, Indios Verdes, Milpa Alta, Oriente y Tláhuac, se apoyará en la consolidación del espacio administrado por la demarcación

El Secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, y el Jefe Delegacional en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma Barragán, inauguraron el jueves 13 de septiembre el Faro Poniente Xochikalli, ubicado en El Rosario, donde firmaron un convenio de colaboración, con el cual la dependencia reconoce la integración del recinto a la Red de Fábricas Artes y Oficios (Faros) de la CDMX, asumiendo compromisos específicos para su preservación, desarrollo y consolidación.

Concebido y administrado por la demarcación, el Faro Poniente (calle Cananea lote 4, Unidad Habitacional El Rosario) se construyó en un terreno abandonado. Está conformado por nueve edificios para uso administrativo, educativo y expositivo, teatro, espacios ceremoniales, una cancha de juego de pelota y un temazcal, con el propósito de orientar su oferta cultural a la recuperación de saberes y tradiciones de la comunidad indígena, pueblos y barrios originarios de la metrópoli, en especial de la cultura chintolola.

Los lazos de colaboración entre la Secretaría de Cultura capitalina y la delegación Azcapotzalco tienen como fin conjugar la experiencia, esfuerzos, infraestructura y capital humano de los Faros Aragón, Indios Verdes, Milpa Alta, Oriente y Tláhuac, además de apoyar en la planeación, diseño, instrumentación y divulgación de programas, asesorías, investigación, talleres, seminarios y acuerdos en materia cultural.

“Me parece importante que se retome el concepto de la Fábrica de Artes y Oficios, que se recupere desde la creatividad, la mirada y los acentos propios del lugar”, manifestó Eduardo Vázquez Martín después de contar junto con los demás funcionarios y público presente hasta 43, en memoria de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, y cortar el listón inaugural.

Frente a la oscuridad que sufren los jóvenes en la vida pública, como los asesinados hace 50 años en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, los desaparecidos hace cuatro años en Iguala, Guerrero, y los estudiantes agredidos hace unos días, Vázquez Martín consideró que “está también la luz de crear escuelas, centros culturales y espacios para la formación y la creación, para abrazar a esos jóvenes y no perseguirlos, darles una casa y compartir las herramientas del conocimiento que los hacen ser seres humanos”.

Agregó que el valor del modelo educativo no formal que la Ciudad de México impulsó hace 18 años es la participación comunitaria y de intervención en el espacio público que promovieron los gobiernos democráticos. “Son prácticas positivas y virtuosas que se retoman en Azcapotzalco y en otros espacios, que tiene que ver con la capacidad de la cultura de ser un pilar fundamental del desarrollo; de garantizar, como ya quedó en la Constitución de la Ciudad de México, los derechos culturales de todos los habitantes”, señaló.

El Faro Poniente Xochikalli (“lugar donde florece la cultura”, en náhuatl) se construyó en un terreno de 12 mil 950 metros cuadrados y tuvo un costo de poco más de 50 millones de pesos, detalló el Jefe Delegacional en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma Barragán.

Desde el inicio de su gestión en 2015, dijo, se buscó darle “un uso social a este espacio estratégicamente ubicado frente a la estación del Metro El Rosario”, que antes fue un basurero. “Limpiamos 20 mil metros cúbicos de cascajo y nos dispusimos a construir un centro cultural con la finalidad de darle opciones a la juventud de la ciudad en general, y de la Unidad Habitacional El Rosario en particular, con talleres, oficios, deporte, cultura, arte, danza, medicina tradicional, huertos urbanos y diversas actividades de orientación psicológica y profesional”.

Moctezuma Barragán también celebró la instauración del Consejo de Preservación de la Cultura de Azcapotzalco que ayudará a salvaguardar la herencia identitaria y cultural chintolola (originaria de la demarcación territorial) en el nuevo Faro, así como en el Museo de Azcapotzalco, Museo-Centro de Pueblos Originarios, Museo de Tecnologías Sustentables, Museo de la Hormiga y el Centro Ambiental Tezozómoc, con su ajolotario y chinampas, entre otras obras.

En la inauguración también estuvieron Eduardo Rovelo Pico, Contralor General de la Ciudad de México; Eduardo Esquivel, Director General de Obras y Desarrollo Urbano en Azcapotzalco, y el arquitecto Román Meyer Falcón, quien diseñó del proyecto inspirado en la construcción teotihuacana, rodeada de edificios que enmarcan una gran plazuela, elemento cívico ceremonial característico de esta cultura.

La cancha del juego de pelota y diversos talleres sobre artes marciales, náhuatl, medicina y comida tradicional, textiles, danza y la ludoteca en el Faro Poniente responderán a la necesidad comunitaria de tener un recinto que imparta formas de expresión, técnicas y materiales actuales con la cosmovisión de las culturas originarias. También se cuenta con una biblioteca, cafetería, área de tecnología y cómputo, así como una sala de exposiciones donde actualmente se exhibe una muestra sobre charrería.

Convenio de colaboración

El convenio de colaboración entre la Secretaría de Cultura capitalina y la Delegación Azcapotzalco también fue firmado por Déborah Chenillo Alazraki, Coordinadora de Vinculación Cultural Comunitaria, y María Cortina Icaza, Coordinadora Interinstitucional, ambas de la dependencia; así como por los directores de los cinco recintos de la Red de Faros y Tamara Barra Monzón, Directora General de Desarrollo Social de la demarcación.

De acuerdo con el documento, la SCCDMX dará asesorías para que las buenas prácticas y saberes de las Fábricas de Artes y Oficios lleguen a las actividades del nuevo espacio. También se nutrirá la programación del Faro Poniente Xochikalli con elencos y exposiciones que generan los alumnos de los Faros Aragón, Indios Verdes, Milpa Alta, Oriente y Tláhuac, con el fin de que la nueva fábrica a lo largo del tiempo desarrolle sus propios productos culturales.

Por otro lado, la Secretaría de Cultura incorporará al Faro Poniente Xochikalli a los programas y procesos relacionados con culturas indígenas, pueblos y barrios originarios de la capital para generar sinergias en beneficio de la naciente infraestructura.

A 18 años del nacimiento del primer Faro en el oriente de la CDMX, se concibe por parte de la Delegación Azcapotzalco un proyecto al poniente que será un hermano más de la Red de Faros y que de manera específica se especializará en la atención comunitaria de los pueblos y barrios tradicionales, así como en la preservación de la cultura chintolola.

El Faro Poniente Xochikalli se encuentra en calle Cananea lote 4, U.H. El Rosario, entre las avenidas De las Culturas y Del Rosario, frente a la estación del metro El Rosario.

La cartelera de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México está disponible en http://www.cultura.cdmx.gob.mx/ y en el sitio http://www.cartelera.cdmx.gob.mx; en redes sociales (Twitter, Facebook e Instagram) @CulturaCDMX, siga el hashtag #CulturaCDMX.

—o0o—