Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Abrirá el Museo de la Ciudad de México muestra interactiva ambientada en 1968

Publicado el 10 Octubre 2018

SC/DDC/CP/1035-18 Ciudad de México, 10 de octubre de 2018

  • La traza del 68. Una poética entrelaza el Movimiento Estudiantil y los Juegos Olímpicos a partir de instalaciones, gráficas, piezas de diseño, poesía y secciones documentales

  • Mediante un juego del túnel del tiempo que toma como estética la película Dogville, la exposición recrea atmósferas políticas con una museografía que sustituye las cédulas por versos poéticos

  • Permanecerá en el recinto de la Secretaría de Cultura de la CDMX del 11 de octubre de 2018 al 10 de febrero de 2019

Con ambientaciones y gráficas del Movimiento Estudiantil y los Juegos Olímpicos de 1968, acompañadas por creaciones literarias, secciones documentales y piezas de diseño (urbano, arquitectónico y mobiliario), la muestra La traza del 68. Una poética —que abrirá el jueves 11 de octubre en el Museo de la Ciudad de México—, ofrecerá a la juventud actual una experiencia cercana e interactiva a los sucesos de aquel año crucial en la historia del país.

La iniciativa de Eduardo Vázquez Martín, Secretario de Cultura de la Ciudad de México, materializada con la curaduría de Luis Rodríguez, parte de la poesía para abordar desde un enfoque emocional y simbólico los acontecimientos; además, recrea atmósferas políticas de las brigadas, las marchas del rector y del silencio; ambientaciones e instalaciones como las oficinas del Comité Olímpico, escuelas en huelga y la habitación de un estudiante, y caminos y espacios transitados como Tlatelolco, Zona Rosa, Paseo de la Reforma e Insurgentes.

En rueda de prensa, Vázquez Martín explicó que la exposición tiene especial interés por trasladar a las nuevas generaciones a 1968, mediante el juego del túnel del tiempo que toma como estética la película Dogville (Lars von Trier, 2003) para marcar los diferentes espacios. “Hay que abrirse a las emociones y entender que los temas están más insinuados que explicados”, comentó sobre la museografía que sustituye las cédulas por versos poéticos.

“Quisimos abordar la gran revolución cultural, política y cívica del 68 que sobrevivió a la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre”, abundó el Secretario de Cultura capitalino, quien estuvo acompañado por el director del museo, José María Espinasa; la coordinadora de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la SCCDMX, Gabriela López Torres, y el curador Luis Rodríguez.

Respecto de la memoria del 68 que supone que el Movimiento Estudiantil eclipsó un momento de la nación en términos culturales (como la Olimpiada Cultural y las grandes obras de la Villa Olímpica y la Ruta de la Amistad), consideró que la muestra expresa cómo los dos acontecimientos sucedieron simultáneamente y estaban entrelazados.

En palabras del funcionario, La traza del 68 pretende reivindicar el sacrificio de una generación para cambiar el país en tiempos antes de internet, que a partir del hartazgo común de la cultura patriarcal, autoritaria y solemne, impulsó “los movimientos de los derechos civiles, feminista, de revolución sexual, ecologistas, y con la música y la literatura transformaron la manera de sentir”.

En ese sentido, hizo un llamado a los jóvenes a visitar la muestra con sus abuelos para caminar juntos por esa historia que sigue vigente, porque las demandas del pliego petitorio no se cumplieron. “No hay verdad y no hay justicia para los jóvenes del 68 y eso ha significado que no haya verdad ni justicia para los que vinieron después con Ayotzinapa, Tlatlaya y la Guerra Sucia en Guerrero. Del México del 68 pasamos a un país más democrático, pero no menos violento ni sangriento, quizás mucho más”, reflexionó.

Recorrido cultural por el 68

La traza del 68. Una poética tiene como piedra fundacional en su recorrido el poema de Elsa Cross titulado “A quien corresponda”, cuya fecha de escritura y publicación —creado a finales de septiembre y publicado el 4 de octubre, antes de la tragedia— es fundamental para entender su contenido, detalló el también poeta y antropólogo Eduardo Vázquez Martín.

En 14 secciones-ambientaciones, cinco videos entre los que destaca el documental Memorial del 68, de Nicolás Echevarría, una línea de tiempo cartográfica y otra gráfica, se entrecruzan elementos como el diseño de hace 50 años con la imagen oficial de las Olimpiadas y su transformación crítica desde el Movimiento Estudiantil, cuyo ejemplo más claro es la paloma de la paz cruzada por la bayoneta, y el poder de lo simbólico con la representación de la Marcha del Silencio y la “V” de la victoria de los jóvenes.

El curador Luis Rodríguez agregó que la historia de las dos fuerzas colectivas del 68 (el Movimiento Estudiantil y los Juegos Olímpicos) están presentes en la muestra con la recreación del interior de la habitación de un estudiante, las oficinas del Comité Olímpico y las escuelas en huelga, donde se puede apreciar las brigadas y las marchas estudiantiles.

También se hace posible visualizar el Conjunto Urbano Nonoalco Tlatelolco, la cárcel de Palacio Negro, conocido como Lecumberri, y la sala de prensa del Comité Olímpico Mexicano, junto con una perspectiva de la Olimpiada Cultural, propuesta de México que convocó de enero a diciembre la participación de 97 países, añadió.

La exposición explora la apariencia urbana de la Ciudad de México en aquel entonces, desde una sala típica con muebles y la televisión de bulbos, pasando por las máquinas de escribir, técnicas y mobiliario de diseño tanto del Consejo Nacional de Huelga como de los organizadores de las Olimpiadas, hasta las galerías, calles y fachadas de la urbe.

Voces como la de Octavio Paz, Efraín y David Huerta, Alberto Blanco y Yevgeny Yevtushenko (autor ruso a quien se le dedica una instalación que recrea la Arena México, donde leyó su obra frente a miles de jóvenes mexicanos), así como de los líderes estudiantiles Félix González Gamundi, Raúl Álvarez Garín y Luis Tomás Cervantes Cabeza de Vaca, son el cuerpo literario y testimonial que discurre a lo largo de la muestra.

Al final del recorrido, el público podrá fortalecer su experiencia gracias a una serie de cartografías a modo de guía y la proyección del documental El memorial del 68 (México, 2008), de Nicolás Echevarría.

La traza del 68. Una poética forma parte de las actividades de la campaña Diálogo Público 68, organizada por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (SCCDMX) para conmemorar la movilización estudiantil, y cuenta con el apoyo de la Secretaría de Cultura Federal.

Se inaugura el 11 de octubre de 2018 a las 19:00 horas y permanecerá hasta el 10 de febrero de 2019 en el Museo de la Ciudad de México, ubicado en Pino Suárez 30, Centro Histórico. Abre de martes a domingo, de 10:00 a 17:00 horas. La entrada tiene un costo general de 32 pesos; los miércoles el acceso es libre.

Para conocer todas las actividades, consulte la programación y actualizaciones en el micrositio: http://data.cultura.cdmx.gob.mx/dialogopublico68/

La cartelera de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México está disponible en http://www.cultura.cdmx.gob.mx/ y en el sitio http://www.cartelera.cdmx.gob.mx; en redes sociales (Twitter, Facebook e Instagram) @CulturaCDMX, siga el hashtag #CulturaCDMX.

—o0o—