Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Inicia Encuentro Nacional de Cultura Comunitaria LEVADURA

Publicado el 17 Julio 2019
48309925316_4d593404c1_o.jpg

SC/CDPC/0822-19

Con la participación de Célio Roberto Turino, creador de Puntos de Cultura en Brasil, y Diego Benhabib, coordinador del mismo proyecto en Argentina, acompañados del secretario de Cultura de la Ciudad de México, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, y del director general de Vinculación Cultural Comunitaria, Benjamín González, comenzó el Encuentro Nacional de Cultura Comunitaria LEVADURA, que se realiza en la Fábrica de Artes y Oficios (Faro) de Oriente.

“Nos tardamos diez años en tener la Ley General de Derechos Culturales y hacerle entender al Senado que debían plasmarse de manera explícita. Hoy nos toca construir el entramado para que la gente sepa exigir y ejercer estos derechos en la ciudad y es ahí donde ustedes son sustantivos y fundamentales”, externó Suárez del Real y Aguilera ante talleristas, promotores, colectivos y agentes culturales.

Con las inercias administrativas y burocráticas de esta lucha, el funcionario capitalino recalcó que este gobierno entiende la cultura desde la comunidad con derechos que amparan a creadores, promotores y públicos, porque “la cultura es un ejercicio de derechos que no espera procedimientos sino que exige garantías; sin cultura la ciudad se pierde y es ella la que nos está volviendo a hermanar”, compartió.

Por ello, Benjamín González celebró la primera edición del encuentro que reúne a agentes culturales de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Perú y México, para compartir sus procesos comunitarios, alcances, experiencias, propuestas y problemáticas con la finalidad de propiciar el trabajo en red.

“En esta tarea nadie sobra, todos tenemos un lugar y algo que hacer. Le hemos puesto a este encuentro LEVADURA, metáfora para alentar que los distintos nos juntemos y crezcamos inundando con nuestra voz y acciones los espacios vacíos que el horror y la intolerancia han creado”, expresó Benjamín González.

En su intervención Célio Roberto Turino, recordó, en portugués, la transformación política y social de Brasil, así como el surgimiento del proyecto Puntos de Cultura que sentó sus bases en la forma como la gente ya estaba organizada, pero dotándola de recursos.

“Era invertir la lógica del Estado, nosotros presentábamos el presupuesto y la organización local sugería qué hacer, porque cada punto tenía ciertos intereses, pero todos en común buscaban el desarrollo en red con los demás”, comentó el especialista en administración cultural.

Además de compartir el trabajo de crecimiento de los 3 mil 500 puntos en Brasil, el activista cultural enfatizó en Faro de Oriente —el cual celebró como un espacio que busca, al igual que su proyecto, la descentralización de la cultura— la importancia de entrelazar la cultura con la memoria y el territorio.

“La cultura pasa en un territorio y un espacio donde nos sentimos parte de un proceso al compartir historias, afectos, memorias y conocimientos porque la cultura es lo que nos hace humanos”, compartió Célio Roberto Turino, quien recordó a los gestores públicos la frase de “¡servir y no servirse! ¡Para nosotros nada, para los otros todo!”.

Diego Benhabib, experto en políticas culturales, señaló que Argentina adoptó Puntos de Cultura a su contexto con una apuesta por el apoyo a organizaciones sociales. “Existe mucho trabajo comunitario no visible y sin recursos que se hace a pulmón con mucha vocación, voluntad y esfuerzo, pero cuando el Estado logra acompañar los proyectos, éstos pueden crecer y articularse”, dijo.

El público agradeció el encuentro como respuesta “a la necesidad de generar un espacio de reflexión e intercambio entre quienes pertenecemos al ámbito institucional, pero también de diálogo y apertura con otros esfuerzos que continúan organizándose autónomamente”, expresó Samuel González, promotor cultural asistente, y agregó que “el mensaje es contundente: es posible, necesario y urgente hacer cultura comunitaria y abrir un espacio de convivencia para fortalecerla”.

El encuentro, que forma parte de Diálogos de Verano. Fiesta de las Ciencias y Humanidades, continuará en Faro de Oriente hasta el 20 de julio con mesas, talleres y foros que abordan la relación entre institución y comunidad, la cultura de paz, violencia, equidad de género, pedagogías críticas, comunalidad, experiencias autónomas y evaluación de proyectos, con énfasis en la cultura comunitaria de las zonas rurales en la ciudad.

—o0o—