Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Presentan la novela Déjame, de Armando Ramírez, a la comunidad de Faro de Oriente

Publicado el 06 Julio 2019
48216966122_18e7040c05_z.jpg
48216919861_06327e359f_z.jpg
48216923166_256d33aac8_z.jpg
48216925006_8a7927cf15_z.jpg

SC/CDPC/0777-19

Ciudad de México, 6 de julio de 2019

Reconocido desde muy joven por su novela Chin Chin el teporocho (1972), Armando Ramírez es uno de los cronistas y escritores emergidos del barrio de Tepito y de las orillas del asfalto de la Ciudad de México, “que más nos llena y nos acerca a la urbe como nuestro semejante, lejos de las colonias donde la literatura es considerada un patrimonio exclusivo de las clases medias”.

Así lo consideró su amigo y compañero de oficio Emiliano Pérez Cruz, quien participó junto con la directora de Tepito Arte Acá, Susana Meza, en la presentación del más reciente libro del autor, Déjame (Océano, 2019), realizada como homenaje en la Fábrica de Artes y Oficios (Faro) de Oriente para concluir la celebración por su 19 aniversario.

“Mujeres son los personajes que plagan Déjame para divulgar las tribulaciones que el álter ego del autor padece en sus relaciones de pareja dispareja a la mexicana, concretamente chilanga y más focalizada: tepiteña”, leyó a los presentes el también periodista Pérez Cruz.

A partir del personaje de “un reportero de la sección cultural que, en su cotidiano discurrir entre conferencias, exposiciones, mesas redondas, seminarios y demás actividades que cubre para su medio, conoce hermosas mujeres”, Ramírez “arma una trama sencilla, atenta a los sentimientos que emergen de una mirada, de un roce corporal, por la voz o el cuerpo que imantan al otro para que se entregue a la pasión sin red protectora”.

Se trata, concluyó el cronista de Nezahualcóyotl, “de la enésima novela de un autor cuya huella entre los lectores es profunda, porque en sus historias y escenarios se identifican sin culpa alguna”.

Susana Meza, directora del colectivo cultural Tepito Arte Acá en el que Armando Ramírez apostó como uno de sus fundadores, destacó que las historias del homenajeado tienen la capacidad de atrapar al público juvenil por su lenguaje directo, hecho que ha presenciado en proyectos donde acercan títulos como Pantaletas: Confesiones Sentimentales del Estudiante Masiosare, Noche de califas y Quinceañera, a preparatorias de Chimalhuacán y Neza.

Asimismo, lamentó que el escritor no hubiera podido asistir a la presentación editorial en el Faro de Oriente, “uno de los primeros espacios en ser foco de promoción cultural para los jóvenes de la zona”, para poder transmitir su amor por la lectura, compartir cómo la cultura en su caso fue un medio de salvación y tratar de contagiar ese placer entre la comunidad.

Cada año, en el aniversario de Faro de Oriente su Biblioteca Alejandro Aura rinde homenaje a un nombre exponente de las letras mexicanas. Este año el reconocimiento es para Armando Ramírez, amigo entrañable del espacio y uno de los más conocidos cronistas de la vida urbana de la Ciudad de México.

Con el nombre “¿Qué tanto es tantito? Voz, Música y Literatura”, las actividades en torno al homenaje incluyeron la narración oral de cuentos a cargo de Marcela Romero, y un espectáculo poético y narrativo de Beatriz Cecilia, que acompañada por los guitarristas Luis Alberto Olvera y Robin César presentó un collage de poesía, cuentos y canciones con sentido del humor y del amor.

—o0o—