Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Dedica Salón de Cabildos primer recorrido del año a fray Melchor de Talamantes

Publicado el 28 Enero 2020
49452554508_4b1f3fb470_c.jpg
49452567478_d5df3c59ba_c.jpg

SC/CDPC/0088-20

El papel poco conocido del religioso fray Melchor de Talamantes (Lima, Perú, 10 de enero de 1765-San Juan de Ulúa, Veracruz, 9 de mayo de 1809) como precursor de la Independencia de México, fue abordado en la primera visita guiada del año realizada en el Salón de Cabildos del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, espacio de la Secretaría de Cultura capitalina que mantiene un programa continuo de difusión de la historia y el patrimonio de la Ciudad de México.

Como parte de los recorridos históricos en lunes, a cargo del especialista Fernando Navarrete Vega, la tarde del 27 de enero se llevó a cabo la sesión “El plan de Independencia de la Nueva España de Fray Melchor de Talamantes (1808)”, en la que las y los asistentes conocieron cómo, en el contexto del debilitamiento de la Corona Española ante la invasión francesa, algunos criollos liberales consideraron la posibilidad de independizar a la Nueva España.

Entre esos criollos estaba el abogado Francisco Primo de Verdad y Ramos, integrante del Cabildo del Ayuntamiento de la Ciudad de México, quien, junto con fray Melchor de Talamantes convocó a sesiones secretas en las que se criticaba el hecho de que quienes ocupaban cargos de gobierno y tomaban las decisiones eran los peninsulares (españoles) y, finalmente, se llamó a desconocer a José Bonaparte, gobernante impuesto en España por los invasores franceses.

En esas reuniones, de las que estaba enterado el virrey José de Iturrigaray, también se llamó a convocar elecciones para que los criollos ascendieran a mejores puestos de gobierno. Sin embargo, narró Fernando Navarrete, los peninsulares se enteraron y apresaron al virrey Iturrigaray, así como a Talamantes y a Primo de Verdad.

“Al virrey se le llevó al Palacio de la Inquisición, a Talamantes al Colegio de San Fernando y a Primo al Palacio del Arzobispado. A Talamantes lo trasladaron a San Juan de Ulúa, en Veracruz, para que fuera llevado a España a fin de juzgarlo; sin embargo, se dice que se contagió de vómito negro y fue encontrado sin vida, en tanto que a Primo lo encontraron ahorcado en su celda del Arzobispado”, contó el especialista.

Al final, añadió, lo más destacable es el pensamiento liberal de fray Melchor de Talamantes, quien “tenía un ideario político más avanzado que el del cura Miguel Hidalgo, pues planteaba con una idea más clara la independencia y es el primero en hacerlo; por ejemplo, hablaba de que el Congreso americano debía ejercer todos los derechos de su soberanía y llamaba a suspender al tribunal de la Inquisición de la autoridad civil y sólo dejarle la eclesiástica”. Eduardo Cortés, de la alcaldía Xochimilco, quien participó en esta visita guiada, consideró en entrevista que “es importante la divulgación de nuestra historia y con este tipo de actividades la gente se siente identificada, tanto con los personajes como con los recintos en los que se llevan a cabo”.

Por su parte, Leonor González, de Iztapalapa, opinó que “ojalá todas las personas pudiéramos tener acceso a este tipo de visitas guiadas sobre temas históricos; me parece muy bien que la Secretaría de Cultura de la Ciudad haga estos recorridos, yo he participado en varios como los que se hicieron en Semana Santa del año pasado y en verdad son excelentes”.

El Salón de Cabildos se ubica en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento (Plaza de la Constitución 2, Centro Histórico). La información sobre las actividades de este espacio se puede consultar en la página web y las redes sociales de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

—o0o—