Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Evocan a Gabriel García Márquez en El Rule con Los 50 años de Macondo: Lectura continua de Cien Años de Soledad

Publicado el 16 Julio 2017
35819796491_23e84baa0c_z.jpg
35814150861_548564cff5_z.jpg
35905290996_729d4d9751_z.jpg
35910915346_18d5b5d23b_z.jpg

SC/DDC/CP/0546-17 Ciudad de México, 16 de julio de 2017

  • “Gabriel García Márquez fue un habitante de esta ciudad, aquí escribió este libro, aquí tiene una de las comunidades de lectores más grandes del mundo. En México lo leemos y volvemos a leer, es un referente emocional, literario, político y amoroso”, expresó Eduardo Vázquez Martín

  • Una fiesta músico-literaria congregó a cientos de asistentes en la Plaza que lleva el nombre del escritor, en el Centro Cultural y de Visitantes El Rule, para conmemorar a uno de los referentes universales de la literatura latinoamericana

“El poder de las palabras puede traspasar el tiempo; pasan de mano en mano y terminan convirtiéndose en hecho, así que este Centro Cultural y de Visitantes El Rule se debe al maestro Gabriel García Márquez y hoy nos reúne su presencia desde su ausencia, su presencia permanente”, expresó el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, respecto a la intervención del escritor colombiano para materializar el proyecto de rescate de este inmueble, cuya plaza lleva hoy su nombre.

El Centro Cultural y de Visitantes El Rule fue el escenario para Los 50 años de Macondo: Lectura continua de Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez, actividad que conmemora medio siglo de una de las obras cumbre de la literatura latinoamericana y referente de las letras universales, escrita por el Premio Nobel de Literatura 1982 en la Ciudad de México.

“Gabriel García Márquez fue un habitante de esta ciudad, aquí escribió este libro, aquí tiene una de las comunidades de lectores más grandes del mundo. En México lo leemos y volvemos a leer y, de alguna manera, es un referente emocional, literario, político, amoroso. Esta ciudad no sería la que es sin el paso de García Márquez por sus calles; que nos reúna García Márquez es una celebración”, señaló Vázquez Martín, antes de ceder la palabra a Gonzalo García Barcha, hijo del escritor colombiano.

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo”, fueron las primeras líneas que Gonzalo García Barcha, hijo del escritor nativo de Aracataca, leyó ante una nutrida asistencia reunida para evocar a García Márquez.

Los aplausos del público no se hicieron esperar. Luego tomó el turno Eduardo Vázquez Martín para leer un fragmento de Cien Años de Soledad, quien posteriormente fue relevado por la novelista y dramaturga Carmen Boullosa. También se unieron a la lectura la diputada federal Cristina Gaytán y el diputado Alfonso Suárez del Real, así como el ministro consejero de la Embajada de Colombia en México, Juan Pablo Hernández de Anda.

Al homenaje a Gabo y a su obra emblemática se unió el público presente en la Plaza Gabriel García Márquez: niñas y niños, jóvenes y adultos que se dieron cita en el recinto cultural ubicado a un costado de la Torre Latinoamericana.

“Uno no es de ninguna parte mientras no tenga un muerto bajo tierra”, se escuchó en la Plaza, mientras la audiencia, libro en mano, seguía atentamente cada línea de la novela escrita entre 1965 y 1966 en la colonia San Ángel Inn, al sur de la ciudad.

Uno de los momentos clave de la tarde literaria ocurrió cuando el público emocionado recibió en sus manos globos amarillos, simbolizando las famosas mariposas amarillas de Macondo, para después soltarlos, en lo que representó un regalo terrenal para el autor de obras como El amor en los tiempos del cólera, El coronel no tiene quien le escriba y La hojarasca.

La lectura se prolongó durante tres horas y el broche de oro para Los 50 años de Macondo: Lectura continua de Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez llegó acompañado del contagioso vallenato y la cumbia de Luis Aponte y su grupo Guatapuri, quienes pusieron a bailar a los presentes con piezas como “La pollera colora”, “Los caminos de la vida”, “Macondo”, entre otras, sellando así el amor de México por Gabriel García Márquez, fallecido en la Ciudad de México en 2014.

Cien Años de Soledad, la obra más célebre de Gabriel García Márquez, fue escrita de principio a fin en la Ciudad de México y desde su publicación pasó a formar parte esencial del llamado boom latinoamericano. Su enriquecido lenguaje y situaciones de realismo mágico, enmarcados por la familia Buendía y el pueblo de Macondo, han despertado desde 1967 el interés de millones de lectores en todo el mundo, lo que la ha llevado a ser traducida a 44 idiomas.

La celebración de los 50 años de publicación de la obra estuvo organizada por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México a través del Programa Memoria e Identidad, que forma parte del Área de Proyectos Especiales, y la Embajada de Colombia en México.

El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Cultura capitalina, abrió recientemente el Centro Cultural y de Visitantes El Rule; ubicado a un costado de la Torre Latinoamericana, en Eje Central número 6, este espacio, además de su vocación para las artes visuales, la gestión cultural y la creación de nuevas tecnologías, ofrece espectáculos y actividades culturales, como la realizada esta vez en torno a Cien Años de Soledad.

En el primer piso del Centro Cultural se ubica una galería para la difusión de la riqueza creativa de la Ciudad de México. En el segundo nivel se sitúa la Fábrica Digital El Rule, un espacio para el diálogo reflexivo acerca de la cultura digital, cada vez más importante en todos los aspectos de la vida; en el tercer piso se localiza la Incubadora de Empresas Culturales, un centro para desarrollar iniciativas de emprendedores, y en el cuarto piso se ubica la Casa de Colombia en México, gracias a la gestión del propio García Márquez.

La cartelera de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México está disponible en http://www.cultura.cdmx.gob.mx/ y en el sitio http://www.cartelera.cdmx.gob.mx; en redes sociales (Twitter y Facebook) @CulturaCDMX, siga los hashtags #CulturaCDMX y #CiudadSinMuros.

--o0o--